Image Map

18 de noviembre de 2013

Mi rincón gamer

¡Hola! Hoy voy  a hacer una entrada poco convencional, amanecí con la idea, espero a la jefaza no le moleste. Creo que sería una buena idea dejarme conocer un poco más, además, sirve para hacer análisis pedidos por ustedes, en sus comentarios, trabajo mejor bajo presión. Bueno, a qué viene esto, ayer estaba limpiando mi lugarcito gamer, ese en el que tengo mis consolas, mi tv y todos mis tesoros y me dije: Ey, deberías enseñarlo. Ustedes saben, mostrar algo de lo que estás orgulloso, jaja.

No le digas a las otras dos, pero tú fuiste mi favorita.


No diré el número de títulos que tengo en mi poder, pero comencé mi colección a los 6 años, cuando mi padre me regaló mi ps2 por cumpleaños (guiño, guiño). Había jugado videojuegos desde los 3, bénditos primos riquillos con Super NES, Nintendo NES, Nintendo64, étc. Iba bien pequeña, caminando, emocionada por ver a mi tía (JÁ) más bien de adueñarme de las consolas olvidadas de mis primos (son 6 y 10 años mayores que yo), jugando títulos hasta que mi madre me hablaba para comer, no comprendía porque amaba tanto a esa tía y pasaba mis tardes con ella, ya después conseguí que me prestasen la NES y al ver que no salía de mi sala entendió la razón.

Oh, mi primer amor, nunca te olvidaré.


Tú también me encantaste. Imitando a Katy Perry te diré: Roar.


Como decía, empecé mi colección a los 6 años, un videojuego de regalo en cada Navidad, Cumpleaños, Día de Reyes, no siempre, claro, que amaba los juguetes, jugar por las tardes con mis primos, andar en bicicleta, trepar árboles, de pequeña los videojuegos eran sólo un entretenimiento para mí de menos de una hora a la semana, así que tenía bastante pocos títulos, estando de 6 a 10 años habré tenido 5, tal vez menos, tal vez un poco más. Conforme fui creciendo, me dí cuenta que no sólo me gustaban, me interesaban. Desarrolladoras, motores gráficos, diseño, historia de los videojuegos, hasta su forma puramente algorítimica me encanta. Empecé a interesarme por buenos títulos. Y la pequeña Michelle sabía que eso iba a costar dinero, así que empezó a ahorrar.



Entonces, puedo presumir, y lo digo con mucho orgullo, que salvo los títulos de películas (videojuego de películas=horribles, excepto GhostBuster) porque esos fueron los que me regalaron mis padres, todos, todos los que verán, los he comprado yo, con MI dinero. No todos los que saldrán en la imagen son todos los que he jugado, por lo mismo de mi dinero he vendido juegos para comprar otros, ¡ja!


Mi rinconcito gamer, ays :'3 lo amo


Y bueno, les ha saludado @Volkovix, espero no haberles aburrido. Si gustan, pueden dejar en comentarios peticiones de análisis de los que ven aquí, no importa qué título, lo haré, JA. Bonita tarde.








1 comentario:

  1. Awww el Nintendo tambien fue mi primer amor y luego le siguió el super nintendo, recuerdo esos magicos dias de Mario Bross :)

    ResponderEliminar